Esta página está dedicada a mis creaciones recientes, tanto en literatura como en ilustración. El nombre Silva Betularum, el Bosque de Abedules, es un homenaje a la tierra que me acoge en este momento. Las vegas y laderas deberían estar pobladas por estos árboles en lugar de los pinos y eucaliptos que hay ahora. Así pues, para mantener la memoria de lo que fue y debería ser, queda este testimonio.