Comprar en Amazon

Presentación de la obra

“Nana para Dormir a un Lobo” marca el comienzo de un largo viaje donde el protagonista trata de buscar su sitio en el mundo. Un mundo que nace de las cenizas de un pasado que nunca fue. Una ucronía que arranca a partir de 1983 y nos sitúa en la Sudáfrica del apartheid. A partir de esas coordenadas, el lector escuchará la historia narrada en primera persona. Hans contará las cosas tal y como él las vivió, con sus limitaciones y sus angustias. A través de sus ojos se verán los estragos de la Peste, el colapso del Estado, la desesperanza absoluta de los supervivientes. Secuelas, ausencias, pérdidas, victorias y derrotas se sucederán poniendo a prueba la cordura y fortaleza de quienes todavía respiran.

Los conflictos del mundo servirán de reflejo a los conflictos internos del propio Hans, que intentará hacer de su vida algo más que la mera supervivencia. En medio del caos absoluto, el mundo seguirá girando y fuerzas terribles provocarán nuevos desastres. Fuerzas desconocidas que escapan al control de Hans, frente a cuyos designios nada puede hacer… por el momento.

El hecho de tratarse de una ucronía, sitúa a la novela bajo el paraguas de la Ciencia Ficción. Sin embargo, las cuestiones tecnológicas están muy lejos del espacio exterior. Al contrario, el lector se encontrará con fuertes dosis de realismo, con un mundo de entramado sólido y relativamente familiar. Se presta mucha atención a los detalles, rozando el costumbrismo y generando una atmósfera rica en matices. La mezcla de elementos africanos con la herencia europea de Sudáfrica construye un escenario fascinante, cercano y exótico al mismo tiempo, muy alejado de los tópicos habituales.

“África Austral” es la primera entrega de las tres que conforman la obra completa. Es el primero de los grandes escenarios en los que se desarrollará la historia. Los otros dos, “Europa Central” y “Península Balcánica” se encuentran en preparación. Un viaje inmenso que hay que saborear despacio, con los sentidos alerta y el equipaje ligero.

Sinopsis de la contraportada

“Ya no confiaba en la vida del granjero. Una vida tranquila, de trabajo duro pero fructífero. Una vida frágil como la tela de araña. Demasiado frágil para aquellos tiempos y lugares en los que la tierra estaba infestada de monstruos humanos. Carroñeros sucios y violentos como las hienas, dispuestos a lanzarse sobre cualquiera que considerasen más débil.

Quería poner el desierto y las montañas de por medio. Creía que si usaba el país entero como escudo me protegería de la sombra del Refugio de Nigel. Estaba convencido de que encontraría lo que necesitaba en el otro extremo de Sudáfrica. Creía que el último bastión civilizado haría honor a su apellido, dándonos a todos la esperanza que buscábamos. La esperanza de volver a ser lo que habíamos sido, de ser incluso mejores que antes. La esperanza de ser algo más que los supervivientes de la Peste. Tardé mucho tiempo en darme cuenta de la verdad más terrible de todas.

Nosotros éramos la Peste.”

Hans L. K


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *