Comprar en Amazon

Presentación de la obra

«Fresas para Kalíope» es el primer volumen recopilatorio de cuentos cortos dedicados a la metaescritura; a escribir acerca del acto de escribir. El autor opta en este caso por recurrir al cuento y la fabulación en lugar del análisis formal. Se construye así un imaginario personal basado en las tradiciones de la mitología occidental. La inspiración se personifica en Kalíope, musa de la poesía épica. Junto con ella y bajo su influjo, entran en juego motivaciones, miedos, anhelos, inseguridades… Todo ello es transformado para ser empleado en la construcción de historias. La narrativa se desarrolla más por medio del diálogo que de la descripción, de un modo que recuerda a las obras de teatro. Se busca siempre la unidad mínima, la piedra angular que sostiene los elementos clave. El discurso oscila de la introspección filosófica hasta elementos más mundanos, a veces sin solución de continuidad, en un esfuerzo consciente por no perder de vista la humanidad. El autor y la musa hablan, discuten, negocian; construyen y reconstruyen una relación que viene de viejo.Las ilustraciones acompañan al texto y reflejan la evolución de la historia. Sobre un fondo negro que personifica el vacío, se conquistan poco a poco formas y colores. El tratamiento de la pintura retrata la atmósfera onírica, de ensoñación, en la que se gestan las historias que después serán escritas.La recopilación consta de un total de veinticinco cuentos con sus correspondientes ilustraciones. En este momento hay escritos otros veinticinco para el siguiente volumen, del cual quedan por hacer las ilustraciones.

 

Sinopsis de la contraportada

Fresas para Kalíope es una recopilación de cuentos cortos que versan sobre la labor de construir historias. Su hilo conductor es el Tiempo, en la faceta del primigenio Khronos. Relato a relato, se construye el imaginario del escritor enfrentado a su tarea. Inseguridades, miedos, recuerdos… todo se mezcla y se tritura para ser transformado en material de construcción. Kalíope personifica el anhelo de contar historias y hacerlas perdurar. Su arquetipo mitológico ayuda a dar forma a los pensamientos y al mismo tiempo se ve transformada por ellos. Acepta ofrendas, reclama atenciones y hace fecundos los campos en los que se siembran palabras. Sus cuentos  son el relato íntimo de los procesos de creación en la frontera del pensamiento y la palabra.Una vez hecho el juramento, solo el Tiempo podrá decir cuándo termina la tarea.

Categorías: Literatura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *